jueves, 30 de junio de 2011

Un Puente



Mi alma espera a Jehová
    Más que los centinelas a la mañana,
    Más que los vigilantes a la mañana.
Salmo 130: 6

¿Se puede medir la espera?
Creo que sólo se podría decir cuánto tiempo se ha esperado. Pero, es un hecho que de la espera pasamos a la ansiedad y, cuando la ansiedad se apodera del alma, ya no se habla de espera; se habla de tardanza o de frustración.
El estado de alerta, la expectación y la vigilia tiene un límite impuesto por las características físicas del ser humano. Por otra parte, la capacidad de atención es finita, lo dicen los pedagogos.
Sólo Dios no descansa, no lo necesita.

Mi alma espera a Jehová. El salmista parece querer expresar casi un reclamo. Pero ¿acaso no sabe Dios de nuestra espera? ¿quiere hacernos esperar para medir nuestra resistencia, o nuestra fe, o nuestra confianza?
Me niego a creer en un Dios caprichoso.

Confío en la gran sabiduría eterna de Dios y quiero esperar sin estridencia, con serenidad y firmeza.  Creo que esa espera puede ser como un puente que conduce a un nuevo horizonte de fe.

Señor, en ti espero como los centinelas a la mañana



Imagen
The old small bridge, Suhanovo
Dmitri Levin

1 comentario:

Noemi dijo...

HOLa es una bendición estar aquí nuevamente.
mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...