domingo, 19 de enero de 2014

Un paso adelante

Que retrocedan avergonzados
todos los que odian a Sión.


Que sean como la hierba en el techo,
que antes de crecer se marchita;
que no llena las manos del segador
ni el regazo del que cosecha.

Que al pasar nadie les diga:
«La bendición del Señor sea con ustedes;
los bendecimos en el nombre del Señor.»
Salmo 129: 5-8




Estas frases del salmo 129, francamente, preferiría que no existieran en "mi Biblia", aunque me impresiona la total sinceridad con que fueron dichas. Hay un enojo y una ira apasionada que bulle en el alma herida y hace exclamar al salmista:  "Que retrocedan avergonzados todos los que odian a Sión".

Es verdad es que Cristo no estaba presente en el escenario donde se desarrolla esta "historia", pero eso no alcanza para disculpar al salmista, porque él podía leer en el libro de Levítico: "No aborrecerás a tu hermano en tu corazón" (libro de Levítico 19:17). También podía leer en el libro de Proverbios: "cuando cayere tu enemigo, no te regocijes, y cuando tropezare no se alegre tu corazón" (Libro de Proverbios 24:17). 
Cuando Jesús enseñó, "amarás a tu enemigo" (San Lucas 6:27) no agregó nada nuevo a lo que el salmista ya sabía.

Una cosa quiero rescatar: los salmos no los entonaban  los peregrinos que eran perfectos. Eran personas como nosotros, cometían errores tal como nosotros hoy. Perseveraban en el camino pero no eran perfectos.
No sobrevivimos en el camino de la fe, atravesando angustias, enfrentando enemigos, soportando dolores o lidiando con las injusticias porque tengamos una resistencia extraordinaria. Tampoco es por nuestra capacidad de negar o incluso sobrellevar nuestras "cargas".  Perseveramos en el Camino porque Dios es fiel; porque Dios no se aparta de nosotros.

Recordemos el estribillo de este salmo:
Mucho me han angustiado desde mi juventud
—que lo repita ahora Israel—,
mucho me han angustiado desde mi juventud,
pero no han logrado vencerme.

el Señor, que es justo,
me libró de las ataduras de los impíos.

13 comentarios:

Francisco Méndez S. dijo...

Clarissa:

Me ha agradado mucho tu reflexion a este Salmo, es cierto ni los salmistas eran perfectos, cometian errores como nosotros, aún asi Dios no se aparta de nosotros.

Espero que estes bien, un abrazo Amiga

Edelia's Club dijo...

Querida Clarisa: Hoy vuelvo por primera vez a mirar mi blog y el de mis amigas. He tenido una temporada muy triste. Ha muerto una hermana que vivía conmigo y estoy muy apenada. El vacío que me ha dejado me resulta muy difícil superarlo. Sé que para los creyentes la vida no se acaba... pero como somos humanos y nos cuesta curar las heridas.
Un abrazo, quedida amiga.

Rosa dijo...

Querida Clarissa, espero que estés bien. Como no te veo a diario, supuse que estabas de vacaciones.

Un beso, querida amiga.

Rosa dijo...

Querida Clarissa, me acabo de enterar del terremoto en Chile. Espero que estés bien.

Te dejo mi cariño. Te echamos de menos.

Un beso muy grande.

Rosa dijo...

Querida Clarissa, vengo a dejarte un beso muy grande y a desearte una santa y feliz semana.

Rosa dijo...

Querida Clarissa: ¡Feliz Pascua!

Te echamos de menos.

Un beso grande.

Celso dijo...

Querida Clarissa, esta ha sido tu ultima entrada, llena de amor, visión y dulzura. Quiero imaginar que leerás estas palabras (¿llegarán al cielo?) y hacerte saber el dolor que causa tu inesperada partida. El corazón se niega a admitirlo pero la cruel razón impone su triste verdad. Gracias por toda la belleza que nos has regalado, la que nunca será olvidada... No dudo que estarás en una de las "muchas habitaciones" que el Padre tiene para los justos. No puedo decir "Adiós", solo un "Hasta siempre"...

Enrique Soto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Enrique Soto dijo...

Gracias Celso por este comentario con el que nos informas de la muerte de nuestra amiga. Me ha impresionado la noticia, no podía entender que hubiera desaparecido así sin más.
Clarisa, en tus comentarios y en tus salmos rezumabas dulzura, amor y fe. Ahora se habrán cumplido tus esperanzas de vivir la misma vida de Dios.
Me tratabas de amigo y era para mí un honor, ahora es un honor mayor tenerte como amiga entre los bienaventurados.
Te pido que nos pongas a todos tus lectores y amigos en las manos del Padre.
Gracias Padre, por esta hermosa criatura tuya que tanto nos habló de ti.

SUREANDO dijo...

No lo puedo creer, amiga del alma, tantos sabios consejos que recibí de ti. ¡Cómo me escuchaste en esos momentos tristes!
¡Qué el Señor te tenga en sus brazos!
Hasta pronto, amiga.

Rosa dijo...

Mi querida amiga, venía a desearte un feliz mes de mayo y me encuentro con que has partido hacia el Padre. Querida amiga, en estos momentos mi dolor es muy grande, te echaré de menos, te quiero mucho. Gracias por cada día que nos regalabas tanta belleza y tanto cariño. Gracias a Dios por tu vida. Me consuela que estás en los brazos del Señor y de nuestra Madre. Acuérdate y reza por nosotros.

Tampoco me despido, estarás en mi corazón siempre. Te quiero mucho.

Un beso muy grande. ¡Feliz mes de mayo, mi querida amiga!

Anónimo dijo...

Me ha conmovido profundamente el saber de tu partida, aunque nunca te lo dije eres y serás siempre una amiga, gracias por dejar tanta belleza expresada , que reflejaban tu sentir de alma pura y noble difícil de encontrar .Un abrazo, te llevo en mi corazón .Eugenia.

Mariana dijo...

Mi querida y hermosa amiga, es un sueño pensar k al leer tus palabras ya no estes en este mundo. Gracias por tu creatividad, por tu amor por tus consejos, nunca los podre olvidar igual gracias por dejar este blogger, es como seguir escuchandote desde el más allá. Se que estas feliz junto a tus padres, siempre quisiste volver a reaunirte con ellos y tu padre celestial te adelanto tu pasaje.
Siempre te recordaré mi Clarita, hasta siempreeee amiga querida. Mariana

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...