miércoles, 27 de junio de 2012

Sostiene mi mano



Cuando el hombre caiga,
no quedará postrado,
porque Jehová sostiene su mano.
Salmo 37: 24



Cuando el hombre caiga, no quedará postrado. Nuestras malas decisiones, muchas veces nos llevan por caminos equivocados; hay errores que sencillamente nos hacen caer. Pero la inmensa misericordia de Dios está allí para levantarnos. Él nos sostiene, levanta y consuela; pero además nos entrega nuevas oportunidades para retomar el camino correcto


¡Oh Señor, gracias por sostener mi mano!


Foto tomada de la web
desconozco el autor

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...