viernes, 2 de septiembre de 2011

Abundancia



Hiciste cabalgar hombres
sobre nuestra cabeza;
Pasamos por el fuego y por el agua,
pero nos sacaste a abundancia.
Salmo 66:12

Hiciste cabalgar hombres sobre nuestra cabeza. Sin lugar a dudas en este salmo hay una alusión a la opresión del pueblo de Israel, al sufrimiento ocasionado por la esclavitud en Egipto, luego atravesar el Mar Rojo para finalmente caer en la hambruna.

Pasamos por el fuego y por el agua. ¿No es este el proceso de templar los metales? Fuego y agua, es quebranto, es dolor lacerante, es el violento proceso en busca de la 
perfección de una hoja de acero. 
Pero este proceso de perfeccionamiento conduce a la abundancia. El rigor de la prueba prepara el alma para recibir la generosidad de la gracia de Dios, sus dádivas de amor, el misterio de su misericordia.

Son dos las notas de este cántico. Una amarga, triste y dolorosa y la otra dulce, alegre y de bienestar.  Pero sobre todo esto está la soberanía y la autoridad de Dios, que viene a dar esperanza en la prueba dura, pero también colma de felicidad nuestra copa en la abundancia.

¡Bendito sea Tu nombre Oh, Señor!

Abundancia
Enrique Azócar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...