sábado, 31 de marzo de 2012

Esperanza




Diré yo al Señor
Esperanza mía, y castillo mio;
Mi Dios, en quién confiaré.
Salmo 91: 2

El Salmo 91 es una conocida canción de confianza en Dios. Muchos cristianos alrededor del mundo, en los más diversos idiomas oran este salmo para declarar su fe, su confianza y su esperanza en Dios. 

El salmista es muy explicito en cuanto a los peligros y temores de los cuales Dios nos libra y nos protege. Pero es en este verso, Esperanza mía, y castillo mio; Mi Dios, en quién confiaré, en donde parece estar resumida toda la verdad del alma. La seguridad más intima queda sujeta a Mi Dios. Un Dios que permanece fiel; que escucha y responde; que es Padre Eterno; que nos acoge y nos brinda su amorosa protección.


pintura: Charles Courtney Curran

2 comentarios:

Francisco Mendez dijo...

Clarissa: casi todos los todos lo días leo el salmo que publicas,es bueno para mi empezar el día así con estas reflexiones.

Nuestro Padre, nos acoge y protege, que reconfortante, nunca estamos solos.

Un abrazo

Clarissa Rodriguez dijo...

Gracias Francisco por tus palabras y tu compañía.

La misericordia y la bondad de Dios nos alcanza; y que bueno es sentir que podemos descansar en Él.

Que tengas un hermosos fin de semana!

Un abrazo, amigo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...