domingo, 1 de abril de 2012

Rey de Gloria




¡Alzad, oh puertas,
vuestras cabezas!
¡Alzaos vosotras,
puertas eternas,
y entrará el Rey de gloria!
Salmo 24: 9

Este Salmo de David es un canto sagrado que exalta a Dios en su majestad. El gran Rey de Gloria está presente y el verso ¡Alzad, oh puertas, vuestras cabezas!... es un llamado urgente a darle la bienvenida.

Cuando Jesús estuvo en la tierra, según los santos Evangelios, hubo hombres que le abrieron su casa, otros le abrieron el corazón, pero hubo también quienes le abrieron su casa, su hogar y su corazón, como Lázaro y sus hermanas Marta y María.

Hoy, en medio de tantas voces que se levantan para llamar nuestra atención, qué importante es reconocer la presencia del Rey de Gloria y abrir el corazón para darle la bienvenida.

Oh Señor, quiero abrir las puertas de este día 
para darte la bienvenida  a mi vida,
a mi casa y a mi corazón.
¡Tú eres el gran Rey de Gloria!

ilustración de Jessie Willcox Smith

3 comentarios:

Clarissa Rodriguez dijo...

Hoy el mundo cristiano recuerda, recordamos, la entrada triunfal de Jesús, a Jerusalem (Evangelio según San Mateo, San Lucas y San Juan). Lo saludaban con palmas, tendiendo sus mantos en el camino, reconociéndolo como el Rey de Gloria, el Hijo de Dios. Unos días más tarde, Jesús sería crucificado.

También aquí quedan en evidencia las contradicciones humanas; nuestras contradicciones.

Jesús resucitó, mostrando que realmente es el Rey de Gloria!

Francisco Mendez dijo...

Así es Clarissa, somos débiles y volubles, hoy también recordamos la institución de la eucaristía.

Abrazo

Clarissa Rodriguez dijo...

Francisco, querido amigo! gracias por tu visita.
Esta semana, estos días, son de gran emotividad cristiana.
También un tiempo apropiado para la reflexión, la quietud, el recogimiento espiritual y de alegría profunda por el triunfo del poder de Dios sobre la muerte. Es tiempo de renacimiento espiritual.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...