viernes, 6 de abril de 2012

Quebrantado



El escarnio ha quebrantado mi
corazón y estoy acongojado.
Esperé a quien se compadeciera
de mi, y no lo hubo;
busqué consoladores,
y ninguno hallé
Me pusieron además
hiel por comida
y en mi sed
me dieron a beber vinagre
Salmo 69: 20, 21


El escarnio ha quebrantado mi corazón y estoy acongojadoEste Salmo 69 es verdaderamente "Un grito de angustia" que anticipa los sufrimientos de Cristo en la cruz. 


Esperé a quien se compadeciera de mi, y no lo hubo. Esta descripción es abrumadora, se trata no sólo del sufrimiento físico del cuerpo; también está el sufrimiento del alma, la soledad, el sentimiento de orfandad y traición.


Sólo de Cristo crucificado se puede decir en mi sed me dieron a beber vinagre. Reiteradamente se habla de que Jesucristo llevó al madero nuestros pecados, como lo dice por ejemplo el Profeta Isaías "herido por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados". Sin embargo, es necesario enfatizar también el hecho de que en la cruz, Él cargó también con nuestro sufrimiento. Vale decir, somos justificados y perdonados por nuestros pecados, pero también somos redimidos de nuestro sufrimiento cuando somos víctimas.
La cruz de Cristo, mirada desde estos versos, nos entrega el gran consuelo de saber que nadie como Jesús nos entiende. Por supuesto que esto no hace que nuestros dolores desaparezcan, pero nos permite volver la mirada para encontrarnos con el corazón de Dios lleno de bondad.


Crucifixión - 1444
Konrad Witz

2 comentarios:

Francisco Mendez dijo...

Estremecedor fue la crucifixión de Jesús, el Hijo de Dios cargó con todos nuestros pecados, es un acto de gran bondad como comentas.

Abrazo amiga

Clarissa Rodriguez dijo...

La cruz es y seguirá siendo el símbolo más potente de vida y esperanza, por fe. Pero al mismo tiempo no se puede obviar el sufrimiento y dolor que tuvo como costo.
Podríamos ser incapaces de describir todo el sacrificio de Jesús, pero no podemos olvidar que lo hizo por nosotros. Desde este punto de vista la cruz es el AMOR más sublime.

Un gran abrazo, Francisco!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...