miércoles, 7 de noviembre de 2012

Para hablar con sabiduría




La boca del justo habla sabiduría
y su lengua habla justicia.
La Ley de Dios
está en su corazón;
por tanto, sus pies no resbalarán.
Salmo 37: 30, 31


En más de una ocasión, las Sagradas Escrituras nos dicen que: El principio de la sabiduría es el temor de Jehová. La sabiduría eterna proviene de la fuente de vida y luz que es Dios mismo. 
Se puede tener mucho conocimiento  sin ser sabio, como así mismo una persona muy sencilla puede tener mucha sabiduría.  Es la luz que proviene del Espíritu de Dios, lo que nos permite ser libres para conocer la verdad, caminar en justicia y rectitud, por eso el salmista habla de que nuestros pies no resbalarán.

El Apóstol Santiago nos dice: "Si alguno tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada"

Pintura: Sarah Birch

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...