lunes, 20 de febrero de 2012

Cantaré



A Tí, cantaré
un cántico nuevo;
con salterio, con decacordio
cantaré a Ti
Salmo 144: 9

Sin duda este es un intenso canto de amor a Dios. Da la impresión que el salmista está cansado de viejas repeticiones que no logran dar significación al ferviente amor y gratitud que hay en el corazón. Un corazón lleno de un nuevo entusiasmo, una nueva emoción, un nuevo sentimiento que necesita un cause de expresión. Incluso necesita instrumentos que puedan subrayar este canto.

¡Oh Dios, renueva hoy mi alma para cantarte un canto nuevo!

pintura: Bertha Worms

2 comentarios:

Francisco Mendez dijo...

muy buena reflexión debemos renovar nuestra fe constantemente. Encontrar nuevos cantos.

Clarissa Rodriguez dijo...

Hay una cita atribuida a Nietzsche, algo mordaz, con cierta ironía pero al mismo tiempo cargada de humor:
"Bienaventurados los olvidadizos, porque se olvidan hasta de sus propias tonterías"

Si las misericordias de Dios "nuevas son cada mañana"; también debe serlo nuestro canto.

Un abrazo, Francisco

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...