jueves, 29 de diciembre de 2011

En mi corazón he guardado



En mi corazón he guardado
tus dichos
para no pecar contra ti
Salmo 119: 11

Las Sagradas Escrituras contienen los "dichos" de Dios. Decimos que es Palabra de Dios.
La Palabra de Dios podemos leerla, quizás memorizar largos pasajes, estudiarla y comprenderla; pero eso no es suficiente. Según el salmista debemos "guardarla" para no pecar contra Dios. 
Guardar es poner en un lugar seguro algo que es importante. Guardar también es ocuparse de algo y mantenerlo permanentemente a la vista para que no se deteriore, ni pase al olvido.
Guardar los "dichos" o la Palabra de Dios es la permanente preocupación por conservar intacto su valor en nuestra vida. Sólo de esa manera y como resultado de esta actitud, estaremos lejos de la tentación, lejos de la maldad, libres de errores. Guardar la Palabra de Dios es también un estilo de vida, amando sus dichos y ordenanzas.


¡Señor, enséñame a guardar tus dichos!
para no pecar contra ti 

Ilustración de Kate Greenaway

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...